El lado oscuro y perturbador del realismo mágico

matapalo

Algunas voces autorizadas han visto en Los Sangurimas de José de la Cuadra el inicio del realismo mágico, 34 años antes de que viese la luz Cien años de soledad. Sin embargo, fue una obra que pasó más bien desapercibida y es de recibo preguntarse por la causa del desconocimiento que se cernió sobre la obra y sobre su autor, como si una especie de maldición la relegase al olvido y al silencio de los perdedores de la historia (de la literatura).
No todas las buenas novelas obtienen el reconocimiento que debieran, esto siempre ha sido así y quizá no haya que buscar otra causa más que la oportunidad del momento. Quizá ese tercio de siglo que media entre Los Sangurimas y Cien años de Soledad marcó, salvando las distancias, el éxito de una y el olvido de otra. No obstante, una posible lectura de la obra aludiría al elemento perturbador que recorre Los Sangurimas como una de las causas que la convertirían en una obra maldita y olvidada.
Si comparamos las obras mencionadas de José de la Cuadra y Gabriel García Márquez, vemos que ambas tocan temas comunes pero tratados de muy distinta manera, casi a contracorriente. Por un lado tenemos el tema del incesto: este aparece en Cien años de soledad pero ya como tabú, como un interdicto que amenaza con el carácter subhumano y semianimal de los descendientes incestuosos. Macondo es un pueblo que busca subirse al tren del progreso civilizatorio, maravillado de los avances de la ciencia. Se podría decir que aquel empieza donde termina La Hondura. Si en una la figura geométrica es la línea, representada por el progreso, en otra la figura es el punto, inmóvil y cerrado en sí mismo. En Los Sangurimas, pues, la dirección es la inversa a Cien años de soledad: una sociedad incestuosa que permanece aferrada contra todo avance que pueda derrumbar su petrificado ecosistema. Hasta tal punto es así que si los más sesudos psicoanalistas cifran en el crimen originario, el parricidio, el paso de la barbarie a la civilización, en Los Sangurimas todo obra para que suceda lo opuesto: los hijos son devorados por el padre. No hay que olvidar que el espacio de La Hondura es fruto de un pacto con el diablo donde todo está permitido, donde la cruz, que siglos atrás representaba en estas tierras el avance de la civilización aquí sirve para obstruir, matándolo, el sexo que alumbraría el nacimiento de una nueva forma de vida.

Anuncios

3 comentarios

  1. Esteban Ponce · · Responder

    El comentario deja una idea errónea de las dos novelas, ni Cien años de soledad es una narración apologética del progreso entrando a Macondo, ni Los Sangurimas parece ser una mera apología de la barbarie como de algún modo parecería concluirse. Las dos novelas hacen obsevar al ser del progreso, al lector confiado en que la maquinaria civilizatoria “avanza” que a sus espaldas va dejando fantasmas del “bárbaro” al que ha reprimido, no superado, ni siquiera necesariamente sublimado. En ambas el relato ejercita la memoria del engañado sujeto del progreso que se cree a salvo de sí mismo. Lo real, como lo explica Lacan subsiste, a toda parodia de orden, sobre todo a la parodia que hace sinónimos absolutos de cruz y civilización como se dice en el comentario

  2. I was just looking for this intmroafion for some time. Almost three hours of continuous browsing, finally I found it in your site. I don’t understand why Yahoo never rank this type of useful web sites in the first few pages. Generally the first few sites are full of junks. Maybe it is time to try another search engine.

  3. I simply wanted to jot down a brief comment in order to appreciate you for those marvelous ways you are placing on this site. My particularly long internet look up has finally been paid with excellent facts to exchange with my relatives. I would express that we website visitors actually are really blessed to exist in a wonderful site with very many perfect people with great advice. I feel extremely fortunate to have seen your entire site and look forward to tons of more awesome times reading here. Thanks a lot once more for all the details.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: