La hoguera bárbara

El coronel Sangurima expresaba orgullosamente que debía las charreteras al general Pedro José Montero.
—El cholo Montero me hizo coronel en el campo de batalla. Fue en la revolución del año once. Ustedes recordarán…
No ha habido revolución en los últimos tiempos a la cual no hubiera asistido el coronel Eufrasio Sangurima.
En cuanto llegaba a sus oídos la noticia de que algún caudillo se había alzado en armas contra el Gobierno, el coronel Eufrasio Sangurima se sentía aludido.
—Yo estoy con los de abajo —decía—. Todo el que está mandando es enemigo del pueblo honrado.

Los Sangurimas, José de la Cuadra

La revolución del año once acabó mal para los liberales que, tras ser vencidos en Huigra, Naranjito y Yaguachi, capitularon a cambio de que se les garantizase la vida. Pero las tropas de Leónidas Plaza capturaron uno a uno a todos los generales alfaristas. El primero en ser sometido a consejo de guerra fue el general Pedro José Montero

«En medio de alarmantes presagios, y de una turba de soldados disfrazados de civiles y de centenares de paisanos que secundaban a los primeros, se instaló el tristemente célebre consejo de guerra.

General Pedro José Montero

General Pedro José Montero

»Poco antes de las nueve de la noche se leyó el veredicto en el que se declaraba que “por estar abolida la pena capital en nuestro Código fundamental, en nombre de la República y por autoridad de la Ley, se condena al mencionado reo Pedro J. Montero a la pena de reclusión mayor extraordinaria, diez y seis años de presidio, previa formal degradación militar que se efectuará en la plaza pública y en presencia de todo el ejército”.

»La soldadesca sedienta de sangre protestó por el fallo. Gritos atronadores y salvajes pedían la cabeza del sindicado. Es ese instante supremo y viendo la muerte cara a cara, se irguió Montero y dijo a sus enemigos con arrogancia: “Quieren mi vida, está bien, la daré mañana”.

»No mañana, ¡ahora mismo!, le contestó una voz entre la turba. En ese momento el teniente Alipio Sotomayor le disparó un tiro en la frente y cayó sobre su víctima a ultimarle a culatazos…» (Eduardo Muñoz Borrero.- En el Palacio de Carondelet, p. 311).

El cadáver de Montero «fue arrojado por un balcón a la calle, donde la soldadesca ebria, que era toda la multitud, lo recibe con nuevos ultrajes; allí es desnudado, pillado, descuartizado, profanado; se le arrancan los anillos con los dedos, se le corta la cabeza, los brazos, los testículos… Al fin los caníbales ebrios, atan una cuerda al cadáver y lo arrastran hacia una plaza cercana para incinerarlo…» (J. M. Vargas Vila.- La Muerte del Cóndor, p. 111).

Mientras el cadáver era consumido por las llamas en la plaza Rocafuerte, al pie de la Iglesia de San Francisco, su cabeza y corazón fueron exhibidos en macabra danza y finalmente llevados al cuartel, «de donde, al día siguiente, su esposa Teresa de Montero pedirá la entrega. Casi una hora dura el canibalesco festín, Plaza, Navarro y Andrade, en una sala contigua al lugar de la audiencia, presencian el linchamiento y el arrastre…» (Roberto Andrade.- Sangre: ¿quién la derramó?, p. 104).

Inmolación de Eloy Alfaro

Inmolación de Eloy Alfaro

Esto ocurrió tal día como hoy, 25 de enero, de 1912. Tres días más tarde correrían la misma suerte el propio general Eloy Alfaro, presidente del Ecuador en dos ocasiones entre 1897 a 1901 y 1906 a 1911, así como Luciano Coral, Ulpiano Páez y Medardo y Flavio Alfaro. Fue lo que se dio en llamar el asesinato de los héroes liberales, que seguiría con una persecución  hasta 1916 que se cobraría cerca de 8.000 muertos. Este es el contexto social en el que se desarrolla la novela de José de la Cuadra, Los Sangurimas.

Fuente: Enciclopedia del Ecuador

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: